Terapia y tratamiento del asma.

El asma es un problema que afecta a muchas personas. Ciertos olores como el humo, el perfume y otras reacciones alérgicas pueden causar un ataque de asma repentino. De hecho, el asma es a menudo causada por reacciones alérgicas al polen, el polvo o los alimentos. Aunque el asma siempre se ha  debe ser tratado con los medicamentos adecuados, existen hoy en día tratamientos naturales y estimuladores del sistema inmunológico  que pueden ayudar a aliviar los síntomas del asma eficazmente, y gradualmente lo pueden erradicar si se es constante en su seguimiento.

Si te encuentras sufriendo un ataque de asma, pero no tienes tu inhalador contigo, la cafeína trabaja para ayudar a dilatar el pasaje bronquial y aliviar los síntomas del asma hasta que obtengas tu medicamento o inhalador. Si no tienes otra cosa a tu alcance, trata de beber dos latas de refresco con cafeína, la cafeína en los refrescos puede ayudar a frenar un ataque de asma.

El mejor producto de la casa para conseguir la cafeína es el café. Cuando sientes que viene un ataque de asma también puedes beber dos tazas de café negro para detener un ataque de asma y proporcionar un alivio temporal a las vías respiratorias

Para evitar los ataques de asma durante el sueño, corta y abre los lados de cinco o seis bolsas de basura, envuélvelos alrededor de tu almohada y colchón, no te olvides de quitar las sábanas y fundas de almohada primero. Pega las bolsas de basura a tu colchón y almohada con cinta adhesiva. Esto ayudará a prevenir las reacciones asmáticas a las alergias que se acumulan en tu cama y almohada. Para ayudar a aliviar los pulmones congestionados, trata de comer un poco de rábano o un tallo de apio.

Otro artículo de la casa que puede ayudar a aliviar tu congestión es tomar una cucharadita de vinagre de manzana. Tomando este producto no solo te puede ayudar a aliviar la congestión, sino llegar a bloquear un ataque de asma repentino.

También puedes tratar de utilizar un par de artículos para el hogar calientes y picantes para ayudar a aliviar la congestión en los pulmones, los senos y la nariz. Mezcla diez a veinte gotas de salsa picante en un vaso de jugo de tomate y bébelo. Beber varios vasos al día de esta combinación te ayudará a aliviar los síntomas asmáticos.

Esto también funciona incluso si no eres asmático pero sufres de congestión de los senos paranasales y la fiebre del heno que causa la congestión. Estos dos artículos para el hogar funcionan muy bien para aclarar cualquier vía respiratoria congestionada.

Lamentablemente, el asma crónica y las alergias son dos condiciones médicas muy frecuentes hoy en día. El problema es que el cuadro suele agravarse porque, a menudo, ambas afecciones están directamente relacionadas y pueden condicionar enormemente la vida de quien las padece.

Sin embargo, siempre es posible recurrir a diversos tratamientos naturales que pueden ayudar muchísimo a los alérgicos y asmáticos.

¿Asma y alergias juntas?

Las mismas sustancias que desencadenan los síntomas de fiebre del heno, también pueden causar signos y síntomas del asma, como dificultad para respirar, sibilancias y presión en el pecho. Es lo que se conoce como asma alérgica o asma inducida por alergia.

Algunas sustancias, como el polen, los ácaros del polvo y la caspa de las mascotas, son desencadenantes comunes. Además, en algunas personas, alergias en la piel o a los alimentos pueden causar síntomas de asma.

¿Entonces, de qué manera una reacción alérgica causa los síntomas del asma?

Una reacción alérgica se produce cuando las proteínas del sistema inmune identifican erróneamente una sustancia inofensiva, como el polen, como un invasor. En un intento de proteger tu cuerpo de esa sustancia, los anticuerpos se unen al alérgeno.

 

Las sustancias químicas liberadas por el sistema inmune conducen a los signos y síntomas de la alergia, tales como congestión nasal, picazón en los ojos o reacciones en la piel. Para algunas personas, esta misma reacción también afecta a los pulmones y las vías respiratorias, lo que lleva a tener síntomas de asma.

Recomendaciones Naturales.

La reducción de los espasmos de las vías respiratorias es un aspecto vital es aquí donde agregamos  el:

  • Cloruro de magnesio, porque alivia el espasmo muscular y esto incluye los músculos que rodean las vías respiratorias de los pulmones, el magnesio es un potente homeostático (La homeostasis hace referencia al conjunto de mecanismos que un ser vivo realiza para mantener constantes las condiciones de su medio interno respecto al externo.

  • El té verde.- también es un broncodilatador eficaz que puedes utilizar fácilmente. Es fundamental, si se sufre de asma crónica y alergias, conseguir equilibrar las vías alérgicas en el cuerpo.

  • Los aceites Omega-3, que se encuentran en las semillas de lino y en el pescado, pueden ser una forma efectiva de hacer esto.

Muchas personas con asma no producen suficiente ácido en el estómago y esto puede derivar en alergias a los alimentos y en la disminución de la absorción de nutrientes. Este problema se puede corregir aumentando la calidad enzimática.

No obstante estos consejos, nunca hay que olvidarse de los medicamentos que nos han sido aconsejados hasta ver una avance significativo en el tratamiento.

Recuerda que, bajo supervisión médica y mediante una combinación de tratamientos naturales, es posible que podamos reducir hasta casi eliminar la medicación. Teniendo en cuenta y aprovechando todo lo que la naturaleza nos proporciona, podremos mejorar significativamente nuestro estado de salud.

Juan Carlos Lozada

Naturópata

Ibia Factor