Dieta Contra la Acidez de Estómago

El ardor o acidez en el estómago, es una molesta sensación que se presenta frecuentemente. Una dieta adecuada puede controlar este problema.

Cuando el estómago “se queja”, es una buena idea prestar atención a la forma de alimentación.

¿Se toman alimentos de calidad? ¿Cuánta cantidad se consume? ¿Con qué periodicidad y qué alimentos no caen bien?

La acidez de estómago puede ser evaluada en cada caso por un profesional pero, como pautas generales, se pueden mencionar estas recomendaciones de dieta:

• Es bueno hacer comidas poco voluminosas y varias veces al día. Lo ideal sería 5 comidas diarias: desayuno, snack a media mañana, almuerzo, merienda durante la tarde y cena. Es recomendable cenar temprano y no irse a la cama sin antes haber hecho la digestión.

• La temperatura de los alimentos importa. El excesivo frío o calor son irritantes de la mucosa gástrica. Se aconseja tomar los alimentos templados.

• La forma de cocinar los alimentos influye en la digestión. Las verduras y frutas crudas deben ser peladas y estar sin semillas. La carne no debe estar demasiado cocida, porque es irritante para el estómago. Se prefieren las carnes hervidas. Los alimentos fritos están desaconsejados en general, así como las comidas muy elaboradas.

• Las carnes de pollo o de pavo, son menos irritantes que las rojas ya que son más fácilmente digeribles y permanecen menor tiempo en el estómago

• En general, se deben evitar las grasas aunque no estrictamente, ya que una dieta normal debe contenerlas para poder absorber todas las vitaminas y minerales y conseguir una dieta equilibrada

Evita los dulces, azúcares blancas y bollería en exceso

• La leche, que se ha considerado como tratamiento durante años, en realidad estimula la secreción de ácido gástrico. Se aconseja consumirla en cantidades reducidas o hacerse pruebas de intolerancia a la lactosa para retirar su consumo.

• Los condimentos fuertes, la cafeína, el salvado, las fibras crudas en exceso, son muy irritantes para la mucosa gástrica.

• El alcohol promueve la secreción ácida estomacal, por lo que suele aconsejarse el consumo limitado de alcohol.

• El tabaco es un factor de riesgo para la aparición de úlceras y sus complicaciones y parece impedir la cicatrización y aumentar el número de recaídas en función del número de cigarrillos que se fuman.

• El cambio de hábitos, como una actividad física adecuada y las medidas para reducir el nivel de estrés ayudan normalizar los trastornos gástricos

Con estas medidas se pueden renovar las paredes estomacales y rebajar la inflamación. Para mejorar la digestión hay sustancias naturales que pueden tomarse después de las comidas. Por último, es el médico quien debe aconsejar el uso de medicamentos tales como antiácidos comunes, inhibidores de la bomba de protones, etc.

Juan Carlós Lozada L.

Naturopata.